Omar Aramayo: “Humareda es un peleador callejero”



Escribe: Los Andes | Cultural - 14 feb 2017

El destacado intelectual puneño presentó hace poco un elegante trabajo sobre uno de los pintores más destacados que dio nuestra región: Víctor Humareda Gallegos. De este libro, además de otros temas de igual importancia, nos habla en la siguiente entrevista.

Foto: Casa de la literatura
Foto: Casa de la literatura

¿Por qué decidió escribir un libro sobre Víctor Humareda?
Porque es un personaje sobresaliente; es el pintor más querido en Puno. Nosotros podemos hablar de tres grandes pintores de esta parte del país: Enrique Masías, Diego Kunurana y Víctor Humareda. Enrique Masías es un pintor encantador, sus obras están valorizadas en miles de dólares; la obra de Kunurana, desgraciadamente, estaba escondida; en cambio, la obra de Humareda está al día. Es importante, pues, remarcar la importancia de su cavidad artística. Victor Humareda es un gran artista, es un genio, eso es lo que me atrajo y lo que le atrae a sus admiradores; su pintura está respaldada no solamente por la habilidad y la inspiración, sino por la gran capacidad técnica. Él es un técnico de la pintura.

¿Qué etapa de la vida de Humareda destacó?
En la vida de Humareda hay tres partes. La primera es cuando desea ser pintor y lucha para serlo; es un drama porque es rechazado por la sociedad limeña, porque es un hombre despreciado, por cholo, por andino; entonces, él lucha. Es una vida muy triste y dramática. Después viene cuando conquista un espacio: se impone en Lima y Lima reconoce su rostro, el cual aparece como portada de revistas, de periódicos; la gente va a visitarlo, tiene una corte de amigos, ya se sabe que es un gran pintor; tiene fotos donde aparece con una gran sonrisa y con una inmensa alegría, es fotografiado por los principales fotógrafos de Lima. La tercera etapa es cuando fue atacado por un cáncer en la garganta y sufre tres operaciones; es una parte muy dolorosa. Así, a los 66 años, el cáncer se lo lleva a la tumba.

¿En qué corriente pictórica se ubica Humareda?

Es un expresionista. Él tenía que dibujar y dibujar permanentemente; la última vez que yo lo vi, lo vi dibujar a una muchacha que estaba echada sobre una copa de champán y a un Ayarachi; lo hizo con mucha precisión, pero en vez que le traiga satisfacción le trajo descontento, porque no quería lo bonito, sino lo bello; lo bonito está aquí y lo bello más allá.

¿Qué lección le dejó a la sociedad peruana?

Espíritu de lucha, la gran capacidad de luchar; la capacidad de imponer, de no tener nada a tu favor, tener todo en contra, y sin embargo arremeter e imponerse sobre todo. Se impuso ante una sociedad que lo despreciaba ampliamente. Esa es la gran lección, por eso lo quieren los artistas y la gente, porque es un peleador callejero.

Sobre el libro... ¿Cuánto demoró en su elaboración?

Yo conocí a Humareda en 1986, dos meses antes de su muerte. Desde entonces estuve pensando en este texto, y ya en el 2014, empecé a escribir en serio. Tuve suerte, pues apenas comencé a escribir, aparecieron los amigos como fantasmas y, una vez que escribí durante seis meses, desaparecieron y ya no los volví a ver. En seis meses aparecieron todos con libros, revistas, apuntes, historias, preguntas, etc.; ese tiempo fue una etapa afiebrada para mí. El diseño duró más de dos años y medio, porque es un libro elegante; no solo elegante por los materiales físicos que se utilizaron, sino por los detalles del diseño, para darle calidad al libro, que tiene un origen periodístico.

Finalmente lo publicó con respaldo de la Universidad Nacional del Altiplano de Puno...

La universidad cumple sus funciones. Yo estoy agradecido con la autoridad universitaria de que cumpla con la ley de publicar, considerando que es una necesidad urgente; también estoy agradecido con José Luis Velásquez, que ha insistido por tres años para la publicación del libro.

¿Cuáles son sus próximos proyectos?

“Los Túpac Amaru 1572-1825”, que es una novela que tiene aproximadamente mil páginas. Trata sobre la familia de Túpac Amaru; desde el primer Túpac Amaru, que fue desartipado por el virrey Toledo, hasta el último Túpac Amaru, que murió en Argentina en 1825, pasando naturalmente por todo el siglo XVIII, que fue un grito tan profundo; es a ellos realmente a quienes les debemos la libertad de América latina. Es una novela que también está esperando su pronta publicación, entre otros libros.


ESPACIO PUBLICITARIOS

Video



Encuesta

¿Cree Ud. que en los mercados de la región Puno se siguen vendiendo leche Pura Vida?


Lo más...

Archivo
Telf.: +51-51-369388, +51-51-327436 | Dir.: Jr. Lima Nro. 819-3er piso Cercado - Puno, Jr. Salaverry 411 Of. 307 Plaza de Armas - Juliaca.
CORPORACION DECANO ALTIPLANICO S.A.C. Diario Los Andes
Diseño y Desarrollo Web: G!