Notas y libidinosos



Escribe: Rolando Waldo Gomez Poma | Opinión - 09 ene 2017


“Somos una universidad modelo, hemos ganado en alumnado a la UNA Puno, por eso nuestros estudiantes merecen tener notas promedio superiores a quince, eso nos dará mayor prestigio”, decía un catedrático de la Universidad Andina Néstor Cáceres Velásquez. Y es que en tiempos de competencia sorprende un promedio que linda con la excelencia. Pero seamos sinceros y analicemos la calidad de los profesionales de cada universidad; al frente tenemos a un doctor que es Gobernador Regional y la región desangra por la incapacidad de gasto y las deficiencias administrativas. Reluciendo con creces los negociados y las “aceitadas”, el nombramiento de catedráticos sin los requisitos especificados en las convocatorias; pero en esta escena no deja de ser una preocupación latente el actuar libidinoso por parte de algunos malos catedráticos, la denuncia de violación a dos estudiantes de la carrera profesional de ingeniería debe preocupar a propios y extraños, porque los presuntos “violadores” son los mismos docentes de esta casa superior de estudios.

Casi en todos los finales de semestre, los corrillos de la UANCV se inundan de estudiantes preocupados y somnolientos, unos porque estudiaron todos los temas del curso y aún así fueron desaprobados; otros tranquilos y felices deambulan porque saben que con algunas monedas se obtendrá una nota excelente (estos audaces con anticipación compraron teodolitos, drones, geolocalizadores,…) porque implementaran el laboratorio de sus maestros. Aunque usted no lo crea, existen formas inadvertidas de presionar al estudiante y que este pague por una nota aprobatoria; en la UANCV la mayoría de los catedráticos van con sus “secuaces” (generalmente alumnos de semestres superiores o egresados) cuando programan exámenes, reparten las horas de interrogantes y sus secuaces pasan para cobrar cantidades exorbitantes por una simple hoja impresa (se tiene conocimiento que una hoja de examen llega a costar diez nuevos soles y cuando existe recuperación el monto se multiplica por dos) y si el alumno no quiere “pagar” entonces el docente lo controla al milímetro y al menor guiño de ojos lo saca del salón por “plagión”.

Pero los catedráticos más audaces son los que proponen evaluaciones a las alumnas fuera del recinto universitario, generalmente es la casa del amigo o si es más descarado la habitación de un hotel. Al parecer las alumnas ya están enteradas del procedimiento para aprobar y esta forma de dar “examen” la soportan estoicamente, pero también hay las inocentes que abrumadas por las condiciones económicas de sus padres de familia y otras necesidades, tratan de hacer los modos posibles para aprobar el curso. El resultado es el caso de la violación de dos alumnas a manos de su docente del curso de Análisis Estructural II. Si hubo licor y posterior dopaje o enervante sexual, las investigaciones que dirija el representante del Ministerio Público será trascendental, pero de comprobarse en los análisis primarios la presunta violación a estas dos estudiantes universitarias, entonces la pena privativa de la libertad es un hecho. No por tener la mayor cantidad de alumnos la UANCV es líder en formación profesional, es sin lugar a dudas una forma de crematismo universitario, no de formación de intelectuales.


ESPACIO PUBLICITARIOS

Opinión
Opinión Mujer no es sinónimo de objeto sexual

Cada que vez que inicia el día, muchas mujeres sueñan ...

Anchancho ANCHANCHO

Debajo de las polleras. Los agentes aduaneros de punolandia buscan ...


Video



Encuesta

¿Kenji Fujimori será candidato presidencial en el 2021?


Lo más...

Archivo
Telf.: +51-51-369388, +51-51-327436 | Dir.: Jr. Lima Nro. 819-3er piso Cercado - Puno, Jr. Salaverry 411 Of. 307 Plaza de Armas - Juliaca.
CORPORACION DECANO ALTIPLANICO S.A.C. Diario Los Andes
Diseño y Desarrollo Web: G!