Informalidad a la peruana



Escribe: Francoise Cavalié Apac | Opinión - 14 jul 2017


Juan Pérez trabaja en el centro de Lima (institución pública, empresa privada, o algún centro informal), y si tiene suerte, puede ganar un poquito más de mil soles al mes. Desayuna y almuerza en uno de los tantos huecos o ambulantes de la Av. Azángaro; y al término de sus labores camina hacia la Av. Tacna y toma un colectivo rumbo a la Av. Arequipa: tiene clases en algún instituto o universidad, o tal vez, otro trabajo. Y ya al final del día, toma, nuevamente, un colectivo hasta la Av. Tacna, y luego un micro rumbo a su hogar.

Juan Pérez realiza compras para el mes en Mercado Central, y alguna vez fue a las Malvinas o al Hueco a comprar un celular. Juan Pérez, en ocasiones, hace taxi los domingos y feriados en un auto viejo; a veces, descansar, no es una opción. Y cuando decide hacerlo, viajar o pasear por vacaciones, prefiere alguna agencia de transporte de la Av. Grau, o alguna por ahí.

A Juan Pérez no le gusta que en Lima haya tantos ambulantes, ensucian las calles dice; no le gusta el tráfico, no entiende por qué cada vez está peor y aumentan los accidentes; y no le gusta la delincuencia, y expresa su malestar mediante un post en su cuenta de Facebook, que escribió desde su celular comprado de segunda. Juan Pérez es parte de la informalidad, que, por necesidad, comodidad u otros motivos, la utiliza, vive y explota.

Por eso, además de la escasez de oportunidades laborales, de heredar modelos de organización socioeconómicos fallidos de cada gobierno, del abismo entre la formalidad y los supuestos beneficios, y de, tal vez, la sobrepoblación (paternidad irresponsable, tener hijos sólo porque sí. Y la falta de recursos para estos hijos llamados: errores que se deben asumir), deberíamos preguntarnos ¿qué otras causales mantienen viva la informalidad?, o, además de los responsables directos como municipios, alcalde, y otros, ¿quiénes más son culpables de la muerte de Jovi y Jorge Luis?, ¿quiénes más son culpables del accidente en el cerro San Cristóbal?

Ser informal va más allá de un empleador, empleado, o una empresa que existe al margen de la ley; ser informal también es consumir de ellos sólo porque es más conveniente o cómodo: tomar un colectivo en lugar de un transporte público formal porque es más rápido y evitas ir de pie y sofocado por la multitud; comprar una hamburguesa al paso porque es más práctico y barato que comer un menú (aunque por menos dinero obtienes una mano de plátanos en una bodega y estás más alimentado); o, comprar ropa y/o artefactos aun sabiendo de su procedencia ilegal. Jovi y Jorge Luis murieron por ese motivo, por la demanda de focos falsos, porque era más barato comprar ahí, porque así nos ahorrábamos unos soles a expensas de una explotación y sus vidas. Y así murieron 11 personas en un paseo hacia el mirador del cerro San Cristóbal, porque es fácil y barato tomar un tour, porque abundan, porque hay demanda.

Y porque hay demanda, y muchos Juan Pérez, 300 personas murieron en aquel incendio de Mesa Redonda; porque hay demanda, y más Juan Pérez, siguen violando y prostituyendo niñas y adolescentes en la selva (trata de personas). Y es que Juan Pérez somos todos, responsables y culpables de un incendio, de trata personas, de la muerte de Jovi y Jorge Luis, de accidentes en carreteras, y paseos mortales por la ciudad.
¿Cuántas personas más deben morir para cambiar?


ESPACIO PUBLICITARIOS

Video



Encuesta

¿Cree que el nuevo gabinete ministerial cambiará la gestión de PPK?


Lo más...

Archivo
Telf.: +51-51-369388, +51-51-327436 | Dir.: Jr. Lima Nro. 819-3er piso Cercado - Puno, Jr. Salaverry 411 Of. 307 Plaza de Armas - Juliaca.
CORPORACION DECANO ALTIPLANICO S.A.C. Diario Los Andes
Diseño y Desarrollo Web: G!