Premio Copé de Oro en Poesía 2013: Leoncio Luque



Escribe: Boris Espezúa Salmón | Sociedad - 10 nov 2013


Con mucho beneplácito, en los últimos días hemos recibido los puneños la noticia de que en la versión XVI de la Bienal del Concurso Internacional de Poesía que convoca PETROPERÚ, un paisano, de origen huancaneño, Leoncio Luque Ccota, ha obtenido el primer puesto, Premio COPÉ de Oro en Poesía 2013, uno de los más importantes y prestigiosos concursos que se tiene a nivel nacional. Esta noticia confirma, la frase de que Puno, es tierra de artistas y poetas, y con Leoncio se suma la zaga de poetas que ganaron el Copé de Oro en versiones anteriores.

Se conoce que el jurado del Copé de Poesía 2013 dio como ganador al poemario “Igual que la extensión de tu cuerpo”, de Leoncio Luque Ccota por examinar las herencias de sangre y las simbólicas contra el telón de fondo del campo altoandino. En ese sentido, el jurado apreció el empleo creativo de la lengua vernacular, de la mezcla del castellano con lenguas andinas (aymara y quechua), así como el manejo del recurso ficcional del testamento (testimonio), que contribuye a la configuración de la persona poética de este trabajo.

Leoncio Luque nació en Puno-Huancané en 1964, a muy temprana se instaló en Lima, donde ejerció el magisterio en las zonas periféricas de San Juan de Miraflores, donde se ubica de modo contextual la mayoría de sus poemarios. Sus estudios los realizó en la Universidad Nacional del Callao en la Universidad Federico Villareal, actualmente estudia una Maestría en la Universidad de Educación “EnrIque Guzmán y Valle”. Fundó la agrupación poética “Noble Katerba” en los años 90 y ha publicado los poemarios “Por la identidad de las imágenes” (1996), “En las grietas de tu espalda” (2001), “Crónicas de Narciso” (2005) y “Exilio interior y otros poemas devastados” (2011). Ganador hasta en dos oportunidades del Premio Horacio en el género de poesía.

La amistad con Leoncio viene desde hace años cuando nos encontramos en Lima, a partir de amigos comunes como Jhonny Barbieri, Raúl Heraud, Roxana Crisólogo, en el año 2010, compartimos una feria que organizó Leoncio en el Colegio “San Luis”, donde hubo una amena charla entre poetas y público. Luego nos encontraríamos en la Habana - Cuba, a propósito de un Festival Internacional de Poesía en el año 2012, donde compartimos recitales, paseos por diversos lugares culturales de La Habana vieja; la amistad con Leoncio siempre fue permanente, dado su carácter afable, su dedicación a su trabajo en forma disciplinada, y su fuerte arraigo con Puno, donde en otra ocasión compartimos con Alfredo Herrera y mi persona la presentación de nuestros poemas, en Huancané conjuntamente con Gloria Mendoza, Gabriel Apaza, Bladimiro Centeno y muchos otros. La característica central de su poesía, desde mi punto de vista estaría enmarcada dentro de la poesía inmigrante, con incrustaciones de un bronco lirismo venido de sus ancestros puneños, y con el desencanto de la ciudad, donde afirma los valores y el potencial de la provincia. Mucho de ello con seguridad ha volcado en su último poemario ganador, el cual lo leeremos cuando PETROPERÚ edité los trabajos ganadores en los próximos meses.

En el segundo volumen “Poesía Puneña” que la Municipalidad Provincial de Puno, el año pasado ha editado con un tiraje masivo de diez mil ejemplares, en dicha muestra, se le considera a Leoncio Luque; este volumen que ahora se ha reeditado en cinco mil ejemplares más, conjuntamente con el primer número de “Puno Festivo”, debido a la gran demanda de nuestros paisanos, en esos poemas ya Leoncio mostraba un dominio de la secuencialidad poética, con un enorme equilibrio entre lo lírico y lo épico, que se aleja de ser una poesía silvestre, en términos de que su discurso es reflexivo a veces melancólico, pero revela un manejo formal de la palabra siendo a veces mordaz y crítico. Su evolución poética ha ido en ascenso, pero desde su primer libro no ha perdido la visión inmigrante, la palabra que hurga la intensidad del vivir en la urbe, en las comisuras extremas donde se funden la ternura, el dolor y la alegría, es una apuesta por darle al sujeto poético una razón para alzar la voz y hablar desde la memoria, su diálogo no es con rencor, sino con esperanza.

Del poemario “Exilio Interior y otros poemas” quien escribe esta nota ha realizado una apreciación crítica a su poesía, que se encuentra en la contratapa de su libro, ahora me permito reproducirlo para que el lector se forme una idea del trabajo de este paisano, laureado justamente en el aniversario de Puno: La poesía de Leoncio tiene el desasosiego hecho costra, la niebla madurada de arena en la iris de los ojos, el vacío salado que se llena de nostalgia lacerada. Tiene como dice el poeta “La sombra oxidada” de Pamplona Alta en San Juan de Miraflores donde discurre la vida de migrante y habitante del autor. “Los años que ya no conozco en mi memoria, desaparecen como lagartijas entre la arena, junto al cementerio donde busco mis raíces”, es un espacio hablado del desuello de un luchador por el infortunio, en el que la violencia y el olvido silban en las alturas de los montes para armar el paisaje de esteras que se compone con las murrias sonrisas de niños y el desgarro de la sobrevivencia. “Aquí nuestra piel es como un corazón de arena que se acaba y se llena de mariposas negras”. Solamente quien vivió en la periferia, de los arenales de Lima, donde el límite de ciudad es a la vez los extramuros de la exclusión e inclusión social, puede saber de los verdaderos sueños que se surcan desde la indigencia y que a veces despunta el mejor morir para que la vida no sea tan pesada como castigo de Dios.

El poeta en este libro dialoga con Casandra quien es la salvación del sujeto poético a quien le dice: “La soledad se construye en tus ojos, como agua esculpida en mi charco de tristeza” para volcar la mirada devastada, por la Lima gris que engorda el asma, en la urgente fe al amor, que suture las fisuras, con el río de la infancia de Leoncio Luque en el ande altiplánico, a donde vuelve en sus versos descabalgados, rítmicos, fluidos y transparentes donde pareciera -a ratos- componer un paraíso de palabras sin desconsuelos. Poesía profunda del descuelgo del Perú en su drama intersubjetiva es la que nos ofrece Leoncio, con este libro ganador del segundo puesto en poesía del Concurso “Horacio” en el año 2009.

En poesía no hay obras acabadas, pueden los autores tener sus subas y tener sus bajas, pueden oscilar entre un metalingüismo o melancolismo crítico, sin embargo lo que no cambia es el élan, la postura, el eje temático, que desde su autenticidad visualiza el mundo, con un verbo visor que como en muchos poetas puneños pone en evidencia nuestra sociedad fragmentada, y una toma de conciencia sobre nuestro cotidiano vivir, a través de propuestas nuevas de formas y desafiantes, que renueven estructuras lexicales y expresivas. El jurado debió haber tenido sus razones para que un trabajo como de Leoncio Luque sea merecedor de un elevado galardón que con seguridad lo impulsará a seguir trabajando en obras mayores. Por ahora un extendido abrazo a un hermano nuestro en la palabra que de todos lados se suman a felicitarlo con un tono celebratorio que sea compartido sinceramente.


ESPACIO PUBLICITARIOS

Video



Encuesta

¿PPK debe ser vacado?


Lo más...

Archivo
Telf.: +51-51-369388, +51-51-327436 | Dir.: Jr. Lima Nro. 819-3er piso Cercado - Puno, Jr. Salaverry 411 Of. 307 Plaza de Armas - Juliaca.
CORPORACION DECANO ALTIPLANICO S.A.C. Diario Los Andes
Diseño y Desarrollo Web: G!