Hizo asesinar a su expareja con sicarios



Escribe: Los Andes | Policial - 13 sep 2018


Aydee Humpire

Un aterrador crimen estremeció a los ciudadanos de Sandia, donde Ninfa Quilla Yapo (44) fue cruelmente asesinada y enterrada en la profundidad de la selva por el hermano y sobrino de su expareja sentimental, quien aceptó ser el autor intelectual del delito de feminicidio.

HALLAZGO
Todo aconteció la noche del lunes, cuando el personal de la Comisaría de esa jurisdicción fue alertado sobre el hallazgo del cadáver de una mujer enterrada en el sector Selva Alegre del Centro Poblado Pampa Yanamayo, del distrito de Alto Inambari (Sandia).

Al apersonarse al lugar del crimen, los efectivos se entrevistaron con Néstor Quilla Yapo (35), hermano de la víctima, quien indicó que la mujer era constantemente amenazada de muerte por su expareja, Juan Antonio Farfán Villasante (35), quien se convirtió así en el principal sospechoso.

Asimismo, reveló que el pasado 01 de agosto, su hermana realizaba compras en una tienda de abarrotes en Juliaca, cuando Farfán Villasante junto a su actual pareja, de nombre Flora Lipa Condori (46), le arrebataron por la fuerza su cartera, en donde lllevaba 8 mil soles. El hecho fue registrado por unas cámaras de videovigilancia.

CAPTURA Y CONFESIÓN
Tras obtener las primeras pistas, los agentes policiales, en trabajo conjunto con las Rondas Campesinas de Isilluma, la mañana del martes capturaron a la expareja de la occisa. Luego, lo llevaron hasta donde se encontraba enterrado el cadáver de Ninfa Quilla.

Allí confesó, a sangre fría, que junto a su actual conviviente, Flora Lipa, planearon y contrataron a su hermano Geraldo Farfán Villasante, y a su sobrino Elías Córdova Farfán (22) para que la mataran. Flora aceptó haber pagado mil soles a cada uno, con el dinero que le robaron a la víctima.

Horas después fue apresado Elías Córdova, quien refirió que el día del asesinato, él y Geraldo esperaron a la infortunada mujer en el camino al cerro Quespesenca, del sector Selva Alegre. Tras interceptarla, le propinaron una feroz golpiza en la cabeza, y luego la estrangularon con su propia lliclla.

Una vez muerta, la arrastraron unos 500 metros en el monte, donde excavaron para enterrarla, con el fin de deshacerse del cadáver.

Mientras se realizaban las diligencias, cientos de enardecidos pobladores intentaron ajusticiar a Farfán Villasante, por lo que cerraron la vía con piedras y palos, para que el vehículo policial no pueda llevarse al autor del crimen.

Geraldo Farfán, uno de los asesinos, aún se encuentra como no habido. La policía está tras sus pasos. Mientras que Farfán Villasante, Flora Lipa y Elías, ya se encuentran tras las rejas del calabozo de la Comisaría PNP de Sandia.


ESPACIO PUBLICITARIOS

Video



Encuesta

¿Está usted de acuerdo con el proyecto de remodelación de la Plaza de Armas de Puno?



Archivo
Telf.: +51-51-350775, +51-51-327436 | Dir.: Jr. Cajamarca Nro. 274 - Puno, Jr. Salaverry 411 Of. 307 Plaza de Armas - Juliaca.
CORPORACION DECANO ALTIPLANICO S.A.C. Diario Los Andes
Diseño y Desarrollo Web: G!